Menu
Moniciones de la lectura litúrgica
Los Mosaicos de Rupnik
Textos fundamentales y Catequesis del Papa
Plan de Pastoral
Noticias de la Archidiócesis
Horarios Misa
Galería de Fotos
Actividades parroquiales
Despacho Parroquial
Responsables
Actividades
Correo
Noticias ACI Prensa
RECURSOS
Fotos

Debe tener habilitados los applets Java para ver las noticias de Zenit aqu.
Portada
El lunes se reune el consejo parroquial

 

 
 
 
 
 

 
AVISOS Y NOTICIAS
 
 

 

AVISOS MISAS DOMINGO 19 ENERO

ESTAMOS EN LA SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS, OS PEDIMOS QUE LO TENGÁIS PRESENTE EN VUESTRA ORACIÓN PERSONAL, COMO LO HAREMOS EN LA COMUNITARIA.

EL PRÓXIMO DOMINGO 26, ESPECIALMENTE EN LAS MISAS DE 12 Y 1, CELEBRAREMOS EL DOMINGO DE LA PALABRA SIGUIENDO LAS INDICACIONES DEL PAPA FRANCISCO.


 
PLAN DE PASTORAL 2019-2020

Domingo 2º del Tiempo Ordinario

 
Lectura del santo evangelio
 
según san Juan (1,29-34):

EN aquel tiempo, al ver Juan a Jesús que venía hacia él, exclamó:
«Este es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Este es aquel de quien yo dije: “Tras de mí viene un hombre que está por delante de mí, porque existía antes que yo”. Yo no lo conocía, pero he salido a bautizar con agua, para que sea manifestado a Israel».
Y Juan dio testimonio diciendo:
«He contemplado al Espíritu que bajaba del cielo como una paloma, y se posó sobre él.
Yo no lo conocía, pero el que me envió a bautizar con agua me dijo:
“Aquel sobre quien veas bajar el Espíritu y posarse sobre él, ese es el que bautiza con Espíritu Santo”.
Y yo lo he visto y he dado testimonio de que este es el Hijo de Dios».
 
Palabra del Señor

 Comentario

Somos un pueblo santo

      La segunda lectura tomada de la primera de Corintios nos da hoy la clave para comprender la Palabra de Dios. Nos dice Pablo que escribe su carta “a los consagrados por Jesucristo, al pueblo santo que él llamó y a todos los demás que en cualquier lugar invocan el nombre de Jesucristo”. Eso es exactamente lo que ha hecho de nosotros el bautismo: un pueblo santo, un pueblo de consagrados.

¿Por qué? Porque en el bautismo nos hemos hecho uno con Jesús, su vida se ha hecho nuestra. Y él es el consagrado del Padre. Para entender quién es Jesús, y nosotros al habernos bautizado con él, nos sirven la primera lectura del profeta Isaías: “Tú eres mi siervo”, “Te hago luz de las naciones para que mi salvación alcance hasta el confín de la tierra” y el Evangelio en el que Juan el Bautista da testimonio de Jesús: “Este es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo”. Juan vio como el Espíritu descendía sobre Jesús y se dio cuenta de que Jesús era “el que ha de bautizar en el Espíritu Santo” y da testimonio de que “es el Hijo de Dios”.

      Jesús es el elegido de Dios para traer la salvación a todos los pueblos. El amor y el perdón de Dios no se destinan de forma exclusiva a una raza, a un pueblo o a una cultura. Es para todos sin excepción. Para esa misión, Jesús está ungido por el Espíritu Santo, por el Espíritu de Dios. Ese Espíritu es el que le convierte en Hijo de Dios. Esa misión se centra en el perdón de los pecados, en la reconciliación, que abre las puertas a una vida más plena. Jesús nos invita a la conversión porque en él tenemos una oportunidad real de comenzar una nueva vida. 

      Al ser bautizados en Jesús, somos incorporados a él. Por eso, podemos decir con seguridad que somos un pueblo santo, que estamos llenos del Espíritu Santo y que tenemos la misión de ofrecer el amor y la salvación de Dios a todos los que nos rodean. Porque ese amor de Dios no es para nosotros en exclusiva. Es para todos. Sería bueno que nos mirásemos unos a otros. En los bancos de nuestra iglesia vemos gente normal. ¿Seguro? Sí, gente normal, pero también “pueblo santo”, “pueblo consagrado”, “testigos del amor de Dios en medio del mundo”. Cuando salimos cada domingo de la misa, debemos saber que se nos ha dado la misión de ser testigos del amor de Dios. La gracia y la paz de Dios están con nosotros. Su Espíritu nos llena. Hoy es tiempo de levantar la cabeza y sentirnos orgullosos de lo que somos. Somos el pueblo de Dios y tenemos una misión que cumplir: mostrar al mundo con nuestra vida, con nuestra forma de ser, actuar y hablar, que Dios está con nosotros y que nos ama, que no hay pecado que no merezca el perdón, que Dios siempre nos espera para devolvernos la vida y que este mensaje es para toda la humanidad.

Para la reflexión

      ¿Cómo actuó Jesús para dar testimonio del amor de Dios a los hombres y mujeres con que se encontró? ¿Nos sentimos orgullosos de ser cristianos, de participar en la misión de Jesús? ¿Cómo damos nosotros testimonio de ese amor de Dios en nuestra vida diaria?

 

 Leer el comentario del Evangelio aquí

 

Salmo  de este domingo (40)

R/. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad

V/. Yo esperaba con ansia al Señor;
él se inclinó y escuchó mi grito.
Me puso en la boca un cántico nuevo,
un himno a nuestro Dios. R/.

V/. Tú no quieres sacrificios ni ofrendas,
y, en cambio, me abriste el oído;
no pides holocaustos ni sacrificios expiatorios,
entonces yo digo: «Aquí estoy». R/.

V/. «-Como está escrito en mi libro-
para hacer tu voluntad.
Dios mío, lo quiero, y llevo tu ley en las entrañas». R/.

V/. He proclamado tu justicia
ante la gran asamblea;
no he cerrado los labios, Señor, tú lo sabes. R/.

REFLEXIÓN

El salmo es el testimonio de un encuentro personal con el Señor, como el que mantuvo el profeta Samuel cuando era todavía un niño y servía a Dios en el templo. Para llegar a ese encuentro, es necesaria, la iniciativa de Dios que te llama, y la de alguien que facilita tu encuentro. En el caso de Samuel es el sacerdote Elí el que comprende la llamada de Dios y la transmite: «Vete y acuéstate, y si te llaman, dirás: Habla, Yahveh, que tu siervo escucha”. (Primer libro de Samuel 3,9). En el evangelio aparecen con frecuencia personas que te ayudan a interpretar que Dios te está llamando insistentemente, y te transmiten su mensaje. En la lectura litúrgica de Hoy, Juan el Bautista le dice a Andrés y a otro de sus discípulos, mirando a Jesús que pasaba: "Este es el Cordero de Dios", y Andrés a su vez se convierte en otro mensajero, cuando le comunica a su hermano Simón (Pedro): "Hemos encontrado al Mesías".

Cuando se produce ese  encuentro todo cambia. Podemos contemplar la actitud del salmista, entregado, confiado en la justicia y la misericordia de Dios: “aquí estoy Señor, para hacer tu voluntad”, y como abre el oído y el corazón a lo que el Señor le diga que quiere hacer con su vida. Conocer cual es la voluntad de Dios en cada momento es una tarea que nunca acaba, como nunca acaba la búsqueda de un Dios que te ama y se revela trinitariamente envuelto en los misterios de la fe. (catecismo 234). Por eso como el salmista ansiamos llevar en nuestras entrañas, bien prendida la Palabra de Dios, y glorificar a Dios con nuestros cuerpos, que son templos del Espíritu Santo, confesando con la boca que Jesús es el Señor. (Romanos 10,9)


 Gloria al padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo

EXHORTACIÓN APOSTÓLICA

GAUDETE ET EXSULTATE
DEL SANTO PADRE
FRANCISCO

SOBRE EL LLAMADO A LA SANTIDAD
EN EL MUNDO ACTUAL

Pulsa aquí

PLAN PASTORAL 2018-2019
 
 Descarga aquí la programación pastoral 2018-19 para que en septiembre comencemos a trabajarla en la parroquia

 El grupo de Cáritas ha diseñado este bonito logo
 

 

TU COMPROMISO MEJORA EL MUNDO
Eucaristía día de Caridad
Para leer en las misas del sábado21 y domingo 22 de Abril
Monición de entrada:
Hoy quizás sea un domingo especial: el día del Buen Pastor, una invitación a recuperar las anas de vivir si las teníamos un tanto marchitas por causa de tanto problema social, eclesial o or nuestros propios achaques.
Todos nosotros como comunidad de creyentes ejercemos la Caridad y como el Buen Pastor emos de interesarnos por las personas de nuestro entorno, conocerlas, acompañarlas, urarlas y animarlas reconociendo su dignidad de hijos e hijas de Dios.
Es tiempo para descubrir que la vida no es competir, sino colaborar y servir, desvivirse y dar la ida. Y descubrirlo en torno a la mesa de los hermanos.
peticiones:
Sacerdote:
1.-Por la Iglesia para que que sepa guiar a los hombres y mujeres de nuestro tiempo por
caminos de vida plena, auténtica, en justicia e igualdad. Oremos
2.-Por los que dirigen los asuntos públicos en nuestro pais, que se preocupen siempre de rabajar al servicio de los interese de todos, de modo que los más débiles también se vean tendidos. Oremos
3.-Por todo el mundo del trabajo para que se organice más atendiendo a la dignidad y a las ecesidades humanas y en ello sean pioneras las organizaciones sindicales. Oremos
4.-Por nuestra parroquia, que sabiendo que él nos conoce hagamos esfuerzos serios por econocer su voz, su palabra y vivir según la misma y sean esta palabra y esta vida nuestra ferta .Oremos.
5.-Por todos los educadores, para que el ejercicio de su profesión cada día tenga mayor entido de servicio y de entrega generosa a la construcción de la nueva sociedad Oremos
6.-En este Domingo se nos invita a orar pidiendo vocaciones al Señor, mujeres y hombres que e pongan al servicio de la comunidad, su vida y su misión. Oremos.
Sacerdote: Escucha Padre, nuestras preocupaciones, y que con la fuerza de tu Espíritu que nos lienta, seamos capaces de ir dándoles respuesta.
Vuestras aportaciones económicas de hoy seran entregadas integramente a Caritas para ayuda  los mas necesitados- Gracias
 
 
Leer ms...
 
EXPLICACIÓN DEL MOSAICO por Javier Pérez Más

 

El mosaico busca expresar el Misterio de la Iglesia: ¿qué es la Iglesia? ¿cuándo y dónde nace? ¿cuál es la misión de la Iglesia?

 

Introducción artística

1. Presentación del Autor. Marko Rupnik y el Centro Aletti.

 El Padre Marko Ivan Rupnik, sacerdote jesuíta, nació en 1954 en Zadlog (Eslovenia). Estudió en la Academia de Bellas Artes de Roma, y se doctoró en Teología en la Universidad Gregoriana de Roma. Desde 1995 es Director de Arte del Centro Aletti, en Roma, adscrito al Pontificio Instituto Oriental de Roma, e inaugurado por el propio San Juan Pablo II en 1993, y que tiene como objetivo reunir a estudiosos y artistas del centro y este de Europa, para encontrar una síntesis espiritual y cristiana de la cultura europea, que integre la tradición espiritual de Europa con las dinámicas culturales de la modernidad y la posmodernidad.

Desde el inicio de su vida religiosa, el padre Rupnik comenzó a unir el estudio de la teología con la expresión artística, primero como pintor, en una evolución progresiva desde las vanguardias abstractas como Kandinsky o Matisse hacia el mundo de los iconos[1], hasta que pasó a dirigir en 1995 el Centro cultural Aletti, donde encontró la posibilidad de ofrecer un taller de arte espiritual para revitalizar el arte sacro en Europa y donde generaliza la utilización del mosaico como forma propia de decoración para los espacios religiosos.

La relación del arte con la liturgia empieza, pues, desde el inicio, a formar una unidad en la obra del Taller del Padre Rupnik. El arte sacro, alimentado primeramente por la contemplación y el estudio de la Escritura y la teología, contribuye a dar vida a la liturgia, la acción propia de la Iglesia que nos introduce en el Misterio vivo de Dios,  y que convierte a la expresión artística en un canal excelente de comunicación espiritual con el espectador. El arte de Marko Ivan Rupnik es un arte al servicio de la comunidad cristiana, recuperando de alguna manera el valor didáctico que el arte cristiano había tenido desde su concepción.

La fuerza vital de estos mosaicos tienen un profundo origen: se trata de testimoniar cómo la materia puede convertirse en luz; cómo, de un oscuro trozo de carbón puede surgir un diamante, carbón cristalizado; cómo una piedra tirada en un rincón de la naturaleza puede formar parte de una figura, si alguien la toma con amor y la dispone en una forma armoniosa, para convertirla en una piedra preciosa que forma la imagen de un Rostro.

Esa luz da también la vida a los colores, igual que posibilita la vida en general de la naturaleza. El arte tiene que dar testimonio de esa luz y de esa vida, y debe poder expresar una vida sin ocaso, la vida del amor de Dios y de la caridad a través de la luz y del color. Rupnik es un artista del color, donde la fe se hace arte, y el arte se convierte en vehículo transmisor de la fe. Es una fiesta de los colores que ayuda a conectar con el Misterio de fe. El color es la luz de la materia del mundo que el artista busca. El color de Rupnik es puro, intenso y a menudo sus cuadros se construyen sobre la regla de los contrastes entre los colores. Su arte consiste  en encontrar la armonía, la fascinación del conjunto.

 

 

 

Leer ms...
 
EXPLICACIÓN RESUMIDA DEL RETABLO

 

EXPLICACIÓN RESUMIDA DEL RETABLO

El autor: Marko Ivan Rupnik

 El Padre Marko Ivan Rupnik, sacerdote jesuita, nació en 1954 en Zadlog (Eslovenia). Estudió en la Academia de Bellas Artes de Roma, y se doctoró en Teología en la Universidad Gregoriana de Roma.

Desde 1995 es Director de Arte del Centro Aletti, en Roma. Este Centro está especializado en la teología oriental y tiene como misión fomentar el intercambio cultural y espiritual del arte oriental  y occidental. En él conviven artistas católicos latinos y de rito oriental, así como también ortodoxos.

Rupnik es un artista del color, donde la fe se hace arte, y el arte se convierte en vehículo transmisor de la fe. Es una fiesta de los colores que ayuda a conectar con el Misterio de fe.

 El Mosaico

El mosaico de Santa María Madre de la Iglesia fue elaborado en diciembre de 2011 (del día 10 al sábado 17) por un grupo de 14 jóvenes artistas del Centro Aletti dirigidos por el Padre Rupnik, pertenecientes a diversos países. Fueron 8 jornadas de 11 horas de trabajo. Y las piezas de rostros, manos, cuerpos (las más figurativas), las trajeron ya elaboradas desde Roma, en piezas sueltas que luego colocaron rápidamente como un puzzle. Terminado el mosaico, se celebra una Misa de acción de gracias, en la que Marko Rupnik hace la homilía[1], y donde presenta las claves espirituales de su mosaico. La iglesia está llena de fieles, asombrados de la belleza del retablo.

 

_DSC0239

 

 
Leer ms...
 
HISTORIA DE UN SUEÑO HECHO REALIDAD: UN MILAGRO DE LA VIRGEN DE LOURDES

 

  
Leer ms...
 
RETIRO ESPIRITUAL DESDE EL RETABLO

 

MARÍA MADRE DE LA IGLESIA, MADRE DE LA NUEVA HUMANIDAD

 +          El autor del mosaico es Marko Rupnik -sacerdote jesuita esloveno-, que ha contado con la colaboración de un grupo de 14 jóvenes artistas de varios países, que forman parte del Centro Aletti, escuela de arte del mosaico fundada por Rupnik en Roma.

            Rupnik era profesor de teología oriental en Roma, y siempre había sentido la llamada ecuménica a trabajar por la unidad entre cristianos occidentales y orientales. Razón por la que abandona las clases y se dedica a la tarea de construir un puente, a través del arte del mosaico, entre la Iglesia oriental y occidental (los dos pulmones de la Iglesia, como decía Juan Pablo II). De hecho, en su grupo de artistas del Centro Aletti hay católicos y ortodoxos.

*Cada día empezaban con una Misa, en la que Rupnik dedicaba la homilía a meditar las escenas que luego iban a representar en el mosaico. De tal manera, que los jóvenes artistas tenían ya una serie de claves a la hora de plasmar su trabajo en la pared de la Iglesia. Por eso, se puede decir claramente que el mosaico es fruto de la oración, donde se conjugan perfectamente la teología y exégesis bíblica, con el arte y belleza.

*Se entiende así que Rupnik, en la homilía de la Misa en la que se presentó el mosaico dijera que no buscaba que fuese una pieza de museo, sino un medio de evangelización, a través del cual se pudiera penetrar en los grandes misterios de la Salvación. Que ha conseguido el objetivo lo corrobora lo que dijo una persona de la parroquia al entrar en la Iglesia: “nada más entrar y ver el mosaico, me han entrado ganas de ponerme a rezar”.


 
Leer ms...
 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Siguiente > Fin >>

Resultados 1 - 9 de 122