Menu
Moniciones de la lectura litúrgica
Los Mosaicos de Rupnik
Textos fundamentales y Catequesis del Papa
Plan de Pastoral
Noticias de la Archidiócesis
Horarios Misa
Galería de Fotos
Actividades parroquiales
Despacho Parroquial
Responsables
Actividades
Correo
Noticias ACI Prensa
RECURSOS
Fotos

Debe tener habilitados los applets Java para ver las noticias de Zenit aqu.
Portada
Reanudamos las actividades pastorales

 

AVISOS Y NOTICIAS
 
Con la vuelta de septiembre, vuelven los avisos parroquiales:

AVISOS MISAS DOMINGO 8 SEPTIEMBRE

-                     OS INVITAMOS A LOS ADULTOS QUE QUERÁIS PROFUNDIZAR EN LA FE O PREPARAROS PARA CELEBRAR EL BAUTISMO O LA CONFIRMACIÓN QUE PASÉIS POR EL DESPACHO PARROQUIAL.

- UNA LLAMADA A LA COLABORACIÓN: SE PRECISA PERSONAS QUE COLABOREN EN DIFERENTES GRUPOS COMO LIMPIEZA DE LOS TEMPLOS, CATEQUISTAS DE INFANCIA O JÓVENES, PREACOGIDA y CARITAS U OTROS COMO MISIONES.

- HOY DOMINGO, HAY ENCUENTRO DE ORACIÓN “MISIÓN Y CONTEMPLACIÓN” EN EL MONASTERIO DE STA TERESA DE JESÚS EN CTRA DEL AEROPUERTO KM 7 A LAS 18 H

- RESERVAD EL SÁBADO 28 PARA EL ENCUENTRO DIOCESANO DE PASTORAL.

- SEGUIMOS CON EL HORARIO DE VERANO DE MISAS QUE DURARÁ HASTA FINAL DE SEPTIEMBRE.

 
PLAN DE PASTORAL 2019-2020

Vigésimo cuarto Domingo del Tiempo Ordinario


Comentario de San Ambrosio (c. 340-397)

obispo de Milán y doctor de la Iglesia

Sobre el evangelio de san Lucas, 7, 207

Dios en busca del hombre extraviado

Puesto que la debilidad de los hombres no sabe mantener un camino firme en este mundo resbaladizo, el buen médico de enseña los remedios contra el extravío, y el juez misericordioso de ninguna manera rechaza la esperanza del perdón. Es por este motivo que san Lucas ha propuesto las tres parábolas siguientes: la oveja que se había extraviado y que fue hallada, la moneda de plata que se había perdido y se encontró, el hijo que se daba por muerto y recobró la vida. Todo ellos es para que este triple remedio nos impulse a curar nuestras heridas… La oveja cansada es devuelta al redil por el pastor; la moneda extraviada es hallada; el hijo pisa de nuevo el camino y regresa a su padre arrepentido de su extravío… Alegrémonos, pues, de que esta oveja que se extravió en Adán, sea levantada por Cristo. Las espaldas de Cristo son los brazos de la cruz; Las espaldas de Cristo son los brazos de la cruz; Las espaldas de Cristo son los brazos de la cruz; es en ella donde he dejado mis pecados, es sobre esta horca que he encontrado mi descanso. Esta oveja es única en su naturaleza, pero no en sus personas, porque nosotros todos formamos un solo cuerpo, pero somos muchos miembros. Por esto está escrito: “Sois el cuerpo de Cristo y miembros de sus miembros” (1C 2,27). “El Hijo del hombre ha venido para salvar lo que estaba perdido” (Lc 19,10), es decir, a todos los hombres puesto que “si por Adán murieron todos, por Cristo todos volverán a la vida” (1C 15,22)… Tampoco es sin relevancia que esta mujer se alegre de haber encontrado la moneda: pues no es poca cosa que en esta moneda figure el rostro de un príncipe. De la misma manera el rostro del Rey es el bien de la Iglesia. Nosotros somos ovejas: pidamos las praderas: Somos la moneda: conservemos nuestro valor. Somos los hijos: corramos hacia el Padre.

 
Lectura del santo evangelio
 
según san Lucas (15,1-32):

EN aquel tiempo, solían acercarse a Jesús todos los publicanos y los pecadores a escucharlo. Y los fariseos y los escribas murmuraban diciendo:
«Ese acoge a los pecadores y come con ellos».
Jesús les dijo esta parábola:
«¿Quién de vosotros que tiene cien ovejas y pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto y va tras la descarriada, hasta que la encuentra? Y, cuando la encuentra, se la carga sobre los hombros, muy contento; y, al llegar a casa, reúne a los amigos y a los vecinos, y les dice:
“¡Alegraos conmigo!, he encontrado la oveja que se me había perdido”.
Os digo que así también habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse.
O ¿qué mujer que tiene diez monedas, si se le pierde una, no enciende una lámpara y barre la casa y busca con cuidado, hasta que la encuentra? Y, cuando la encuentra, reúne a las amigas y a las vecinas y les dice:
“Alegraos conmigo!, he encontrado la moneda que se me había perdido”.
Os digo que la misma alegría tendrán los ángeles de Dios por un solo pecador que se convierta».
También les dijo:
«Un hombre tenía dos hijos; el menor de ellos dijo a su padre:
“Padre, dame la parte que me toca de la fortuna”.
El padre les repartió los bienes.
No muchos días después, el hijo menor, juntando todo lo suyo, se marchó a un país lejano, y allí derrochó su fortuna viviendo perdidamente.
Cuando lo había gastado todo, vino por aquella tierra un hambre terrible, y empezó él a pasar necesidad.
Fue entonces y se contrató con uno de los ciudadanos de aquel país que lo mandó a sus campos a apacentar cerdos. Deseaba saciarse de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba nada.
Recapacitando entonces, se dijo:
«Cuántos jornaleros de mi padre tienen abundancia de pan, mientras yo aquí me muero de hambre. Me levantaré, me pondré en camino adonde está mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo: trátame como a uno de tus jornaleros”.
Se levantó y vino adonde estaba su padre; cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio y se le conmovieron las entrañas; y, echando a correr, se le echó al cuello y lo cubrió de besos.
Su hijo le dijo:
“Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo”.
Pero el padre dijo a sus criados:
“Sacad enseguida la mejor túnica y vestídsela; ponedle un anillo en la mano y sandalias en los pies; traed el ternero cebado y sacrificadlo; comamos y celebremos un banquete, porque este hijo mío estaba muerto y ha revivido; estaba perdido y lo hemos encontrado”.
Y empezaron a celebrar el banquete.
Su hijo mayor estaba en el campo. Cuando al volver se acercaba a la casa, oyó la música y la danza, y llamando a uno de los criados, le preguntó qué era aquello.
Este le contestó:
“Ha vuelto tu hermano; y tu padre ha sacrificado el ternero cebado, porque lo ha recobrado con salud”.
Él se indignó y no quería entrar, pero su padre salió e intentaba persuadirlo.
Entonces él respondió a su padre:
“Mira: en tantos años como te sirvo, sin desobedecer nunca una orden tuya, a mí nunca me has dado un cabrito para tener un banquete con mis amigos; en cambio, cuando ha venido ese hijo tuyo que se ha comido tus bienes con malas mujeres, le matas el ternero cebado”.
El padre le dijo:
“Hijo, tú estás siempre conmigo, y todo lo mío es tuyo; pero era preciso celebrar un banquete y alegrarse, porque este hermano tuyo estaba muerto y ha revivido; estaba perdido y lo hemos encontrado”».
 
Palabra del Señor
 
Leer el comentario del Evangelio aquí
 

Salmo  de este domingo (51)

R/. Me levantaré, me pondré en camino adonde está mi padre.

V/. Misericordia, Dios mío, por tu bondad,
por tu inmensa compasión borra mi culpa;
lava del todo mi delito,
limpia mi pecado. R/.

V/. Oh Dios, crea en mí un corazón puro,
renuévame por dentro con espíritu firme.
No me arrojes lejos de tu rostro,
no me quites tu santo espíritu. R/.

V/. Señor, me abrirás los labios,
y mi boca proclamará tu alabanza.
Mi sacrificio agradable a Dios
es un espíritu quebrantado;
un corazón quebrantado y humillado,
tú, oh, Dios, tú no lo desprecias. R/.

REFLEXIÓN

Este salmo no se centra en los pecados cometidos sino  en la misericordia de Dios que abraza al pecador arrepentido. El Espíritu Santo que habita en nosotros ilumina nuestra alma y su luz nos permite ver las suciedades y las telarañas que nos han pasado desapercibidas. Se dice que en la oración hablamos a Dios y en la lectura de su Palabra escuchamos a Dios. En los salmos se produce a la vez oración y escucha, porque son oraciones inspiradas por el mismo Dios. Es la Palabra de Dios la que desvela al hombre el pecado cometido. Es su Santo Espíritu quien instruye nuestra alma y nos da sabiduría para reconocer el pecado, pesadumbre por haberlo cometido, y deseos de conversión. En este salmo el orante toma conciencia de su condición de pecador y le dirige a Dios su súplica de perdón. Tener conciencia de pecado y dirigirnos a Dios con el corazón contrito y humillado, provocan siempre la apasionada, fuerte y fiel ternura de la misericordia de nuestro Padre celestial. El perdón a la vez que libera de la esclavitud del pecado crea en nosotros  un corazón nuevo. Un corazón que sabe que será la misericordia de Dios la que borrará nuestros pecados y dirá la ultima palabra.

Amén

Centros de acogida Cáritas (verano 2019)

 

Un año más, y ya son 11, los centros de acogida de Cáritas se organizan para el verano, con el objetivo de atender a las personas que se acercan a nuestra entidad y de dar un respiro a los equipos de la Cáritas parroquiales.

En el siguiente vídeo os contamos cuáles son los centros de acogida, su dirección y horarios. para los meses de Julio y Agosto.

 

EXHORTACIÓN APOSTÓLICA

GAUDETE ET EXSULTATE
DEL SANTO PADRE
FRANCISCO

SOBRE EL LLAMADO A LA SANTIDAD
EN EL MUNDO ACTUAL

Pulsa aquí

PLAN PASTORAL 2018-2019
 
 Descarga aquí la programación pastoral 2018-19 para que en septiembre comencemos a trabajarla en la parroquia

 El grupo de Cáritas ha diseñado este bonito logo
 

 

TU COMPROMISO MEJORA EL MUNDO
Eucaristía día de Caridad
Para leer en las misas del sábado21 y domingo 22 de Abril
Monición de entrada:
Hoy quizás sea un domingo especial: el día del Buen Pastor, una invitación a recuperar las anas de vivir si las teníamos un tanto marchitas por causa de tanto problema social, eclesial o or nuestros propios achaques.
Todos nosotros como comunidad de creyentes ejercemos la Caridad y como el Buen Pastor emos de interesarnos por las personas de nuestro entorno, conocerlas, acompañarlas, urarlas y animarlas reconociendo su dignidad de hijos e hijas de Dios.
Es tiempo para descubrir que la vida no es competir, sino colaborar y servir, desvivirse y dar la ida. Y descubrirlo en torno a la mesa de los hermanos.
peticiones:
Sacerdote:
1.-Por la Iglesia para que que sepa guiar a los hombres y mujeres de nuestro tiempo por
caminos de vida plena, auténtica, en justicia e igualdad. Oremos
2.-Por los que dirigen los asuntos públicos en nuestro pais, que se preocupen siempre de rabajar al servicio de los interese de todos, de modo que los más débiles también se vean tendidos. Oremos
3.-Por todo el mundo del trabajo para que se organice más atendiendo a la dignidad y a las ecesidades humanas y en ello sean pioneras las organizaciones sindicales. Oremos
4.-Por nuestra parroquia, que sabiendo que él nos conoce hagamos esfuerzos serios por econocer su voz, su palabra y vivir según la misma y sean esta palabra y esta vida nuestra ferta .Oremos.
5.-Por todos los educadores, para que el ejercicio de su profesión cada día tenga mayor entido de servicio y de entrega generosa a la construcción de la nueva sociedad Oremos
6.-En este Domingo se nos invita a orar pidiendo vocaciones al Señor, mujeres y hombres que e pongan al servicio de la comunidad, su vida y su misión. Oremos.
Sacerdote: Escucha Padre, nuestras preocupaciones, y que con la fuerza de tu Espíritu que nos lienta, seamos capaces de ir dándoles respuesta.
Vuestras aportaciones económicas de hoy seran entregadas integramente a Caritas para ayuda  los mas necesitados- Gracias
 
 
Leer ms...
 
EXPLICACIÓN DEL MOSAICO por Javier Pérez Más

 

El mosaico busca expresar el Misterio de la Iglesia: ¿qué es la Iglesia? ¿cuándo y dónde nace? ¿cuál es la misión de la Iglesia?

 

Introducción artística

1. Presentación del Autor. Marko Rupnik y el Centro Aletti.

 El Padre Marko Ivan Rupnik, sacerdote jesuíta, nació en 1954 en Zadlog (Eslovenia). Estudió en la Academia de Bellas Artes de Roma, y se doctoró en Teología en la Universidad Gregoriana de Roma. Desde 1995 es Director de Arte del Centro Aletti, en Roma, adscrito al Pontificio Instituto Oriental de Roma, e inaugurado por el propio San Juan Pablo II en 1993, y que tiene como objetivo reunir a estudiosos y artistas del centro y este de Europa, para encontrar una síntesis espiritual y cristiana de la cultura europea, que integre la tradición espiritual de Europa con las dinámicas culturales de la modernidad y la posmodernidad.

Desde el inicio de su vida religiosa, el padre Rupnik comenzó a unir el estudio de la teología con la expresión artística, primero como pintor, en una evolución progresiva desde las vanguardias abstractas como Kandinsky o Matisse hacia el mundo de los iconos[1], hasta que pasó a dirigir en 1995 el Centro cultural Aletti, donde encontró la posibilidad de ofrecer un taller de arte espiritual para revitalizar el arte sacro en Europa y donde generaliza la utilización del mosaico como forma propia de decoración para los espacios religiosos.

La relación del arte con la liturgia empieza, pues, desde el inicio, a formar una unidad en la obra del Taller del Padre Rupnik. El arte sacro, alimentado primeramente por la contemplación y el estudio de la Escritura y la teología, contribuye a dar vida a la liturgia, la acción propia de la Iglesia que nos introduce en el Misterio vivo de Dios,  y que convierte a la expresión artística en un canal excelente de comunicación espiritual con el espectador. El arte de Marko Ivan Rupnik es un arte al servicio de la comunidad cristiana, recuperando de alguna manera el valor didáctico que el arte cristiano había tenido desde su concepción.

La fuerza vital de estos mosaicos tienen un profundo origen: se trata de testimoniar cómo la materia puede convertirse en luz; cómo, de un oscuro trozo de carbón puede surgir un diamante, carbón cristalizado; cómo una piedra tirada en un rincón de la naturaleza puede formar parte de una figura, si alguien la toma con amor y la dispone en una forma armoniosa, para convertirla en una piedra preciosa que forma la imagen de un Rostro.

Esa luz da también la vida a los colores, igual que posibilita la vida en general de la naturaleza. El arte tiene que dar testimonio de esa luz y de esa vida, y debe poder expresar una vida sin ocaso, la vida del amor de Dios y de la caridad a través de la luz y del color. Rupnik es un artista del color, donde la fe se hace arte, y el arte se convierte en vehículo transmisor de la fe. Es una fiesta de los colores que ayuda a conectar con el Misterio de fe. El color es la luz de la materia del mundo que el artista busca. El color de Rupnik es puro, intenso y a menudo sus cuadros se construyen sobre la regla de los contrastes entre los colores. Su arte consiste  en encontrar la armonía, la fascinación del conjunto.

 

 

 

Leer ms...
 
EXPLICACIÓN RESUMIDA DEL RETABLO

 

EXPLICACIÓN RESUMIDA DEL RETABLO

El autor: Marko Ivan Rupnik

 El Padre Marko Ivan Rupnik, sacerdote jesuita, nació en 1954 en Zadlog (Eslovenia). Estudió en la Academia de Bellas Artes de Roma, y se doctoró en Teología en la Universidad Gregoriana de Roma.

Desde 1995 es Director de Arte del Centro Aletti, en Roma. Este Centro está especializado en la teología oriental y tiene como misión fomentar el intercambio cultural y espiritual del arte oriental  y occidental. En él conviven artistas católicos latinos y de rito oriental, así como también ortodoxos.

Rupnik es un artista del color, donde la fe se hace arte, y el arte se convierte en vehículo transmisor de la fe. Es una fiesta de los colores que ayuda a conectar con el Misterio de fe.

 El Mosaico

El mosaico de Santa María Madre de la Iglesia fue elaborado en diciembre de 2011 (del día 10 al sábado 17) por un grupo de 14 jóvenes artistas del Centro Aletti dirigidos por el Padre Rupnik, pertenecientes a diversos países. Fueron 8 jornadas de 11 horas de trabajo. Y las piezas de rostros, manos, cuerpos (las más figurativas), las trajeron ya elaboradas desde Roma, en piezas sueltas que luego colocaron rápidamente como un puzzle. Terminado el mosaico, se celebra una Misa de acción de gracias, en la que Marko Rupnik hace la homilía[1], y donde presenta las claves espirituales de su mosaico. La iglesia está llena de fieles, asombrados de la belleza del retablo.

 

_DSC0239

 

 
Leer ms...
 
HISTORIA DE UN SUEÑO HECHO REALIDAD: UN MILAGRO DE LA VIRGEN DE LOURDES

 

  
Leer ms...
 
RETIRO ESPIRITUAL DESDE EL RETABLO

 

MARÍA MADRE DE LA IGLESIA, MADRE DE LA NUEVA HUMANIDAD

 +          El autor del mosaico es Marko Rupnik -sacerdote jesuita esloveno-, que ha contado con la colaboración de un grupo de 14 jóvenes artistas de varios países, que forman parte del Centro Aletti, escuela de arte del mosaico fundada por Rupnik en Roma.

            Rupnik era profesor de teología oriental en Roma, y siempre había sentido la llamada ecuménica a trabajar por la unidad entre cristianos occidentales y orientales. Razón por la que abandona las clases y se dedica a la tarea de construir un puente, a través del arte del mosaico, entre la Iglesia oriental y occidental (los dos pulmones de la Iglesia, como decía Juan Pablo II). De hecho, en su grupo de artistas del Centro Aletti hay católicos y ortodoxos.

*Cada día empezaban con una Misa, en la que Rupnik dedicaba la homilía a meditar las escenas que luego iban a representar en el mosaico. De tal manera, que los jóvenes artistas tenían ya una serie de claves a la hora de plasmar su trabajo en la pared de la Iglesia. Por eso, se puede decir claramente que el mosaico es fruto de la oración, donde se conjugan perfectamente la teología y exégesis bíblica, con el arte y belleza.

*Se entiende así que Rupnik, en la homilía de la Misa en la que se presentó el mosaico dijera que no buscaba que fuese una pieza de museo, sino un medio de evangelización, a través del cual se pudiera penetrar en los grandes misterios de la Salvación. Que ha conseguido el objetivo lo corrobora lo que dijo una persona de la parroquia al entrar en la Iglesia: “nada más entrar y ver el mosaico, me han entrado ganas de ponerme a rezar”.


 
Leer ms...
 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Siguiente > Fin >>

Resultados 1 - 9 de 122