Menu
Moniciones de la lectura litúrgica
Los Mosaicos de Rupnik
Textos fundamentales y Catequesis del Papa
Plan de Pastoral
Noticias de la Archidiócesis
Horarios Misa
Galería de Fotos
Actividades parroquiales
Despacho Parroquial
Responsables
Actividades
Correo
Noticias ACI Prensa
RECURSOS
Fotos

Debe tener habilitados los applets Java para ver las noticias de Zenit aqu.
En verano Dios sigue pendiente de tí.

 

 Solemnidad de la Asunción de la Virgen María
 
EXHORTACIÓN APOSTÓLICA

GAUDETE ET EXSULTATE
DEL SANTO PADRE
FRANCISCO

SOBRE EL LLAMADO A LA SANTIDAD
EN EL MUNDO ACTUAL

Pulsa aquí

PLAN PASTORAL 2018-2019
 
 Descarga aquí la programación pastoral 2018-19 para que en septiembre comencemos a trabajarla en la parroquia

 
 
AVISOS
 

 
Acta del consejo parroquial. Accede aquí
 

 

AVISOS DE CARITAS

 

Necesitamos coches de recién nacido, y de gemelos; si alguien queréis donarlo os rogamos lo digáis en el despacho parroquial.

 

 

  HOY CELEBRAMOS

Solemnidad de la Asunción de la Virgen María


Comentario del día : San Bernardo

«Por Cristo todos volverán a la vida, cada uno en su puesto» (1C 15,22-23)

Lectura del santo evangelio

 
según san Lucas (1,39-56):

En aquellos días, Maria se puso en camino y fue aprisa a la montaña, a un pueblo de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. En cuanto Isabel oyó el saludo de Maria, saltó la criatura en su vientre.
Se llenó Isabel del Espíritu Santo y dijo a voz en grito: «¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? En cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Dichosa tú, que has creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá.»
María dijo: «Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí: su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. Él hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos. Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia –como lo había prometido a nuestros padres– en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.»
María se quedó con Isabel unos tres meses y después volvió a su casa.
 
Palabra del Señor
 
Leer el comentario del Evangelio aquí
 

Salmo 45

 

R/. De pie a tu derecha está la reina, enjoyada con oro de Ofir

Hijas de reyes salen a tu encuentro,
de pie a tu derecha está la reina,
enjoyada con oro de Ofir. R/.

Escucha, hija, mira: inclina el oído,
olvida tu pueblo y la casa paterna;
prendado está el rey de tu belleza:
póstrate ante él, que él es tu señor. R/.

Las traen entre alegría y algazara,
van entrando en el palacio real. R/.

REFLEXIÓN 

Este salmo es un canto nupcial, en el que se describe, en la primera parte, al Rey esposo, como "el mas bello entre los hombres", "en sus labios se derrama la gracia", y "su trono es de Dios y permanece para siempre". La tradición judía identifica este Rey con el Mesías, y la cristiana con Jesús. El apóstol Pablo toma las palabras de este salmo para ensalzar a Jesus ( Hebreos 1,8 ss) La segunda parte del salmo se dedica a la esposa,  personificación de la Iglesia, que recibe la invitación de formar una nueva familia, que no nace de la carne o de la sangre, sino del amor divino, que fecundará la nueva humanidad. Muchos Padres de la Iglesia han aplicado este salmo a la Virgen, porque  María, como relata el salmista, escucha y presta atención al anuncio gozoso del ángel, y se entrega a la voluntad de Dios, que la aleja de todo parentesco humano, para hacerla una Reina celestial.  Dios Padre, prendado de su belleza, la toma por esposa, y su Espíritu la cubre con su sombra. La Virgen concebirá al Verbo divino, al Hijo de Dios, primogénito de toda creación (Colosenses 1,15) Los últimos versículos recuerdan el Magnificat  de Maria:"Desde ahora me felicitarán todas las generaciones porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí....."

 

Gloria a Dios
 

 

TU COMPROMISO MEJORA EL MUNDO
Eucaristía día de Caridad

MONICIÓN DE ENTRADA

 

Hoy conmemoramos la fiesta del Corpus, día grande no sólo para Cáritas sino para toda la iglesia. Es la fiesta de la mesa, del pan partido para todos, la fiesta del compartir, es la fiesta en que Cristo, una vez más, se da. Es por todo ello, que ese día celebramos el día de la Caridad. Es la mesa en que el Señor se parte y comparte; no se puede separar de la vida en caridad y para que quede más claro, del trabajo por la justicia y la dignidad.

 

Aunque hayan pasado ya unos días, queremos traer ante el altar a todos los que formamos Cáritas y poner en manos del Señor todos nuestros esfuerzos, preocupaciones, alegrías… historia viva de la Caridad en nuestra diócesis y en nuestras parroquias, el verdadero “corazón de la solidaridad de la Iglesia”.

 

Hoy Jesús nos invita a preparar la mesa, a ser partícipes de su misión y a seguir su obra. Nos dice que todavía hay muchas cosas que mejorar en el mundo, a seguir su estilo de vida. A comprometernos en la construcción del Reino. Pero sobre todo hoy Jesús y Cáritas también nos dicen: “Tu compromiso mejora el mundo”.

PRIMERA LECTURA (Ex 24, 3-8)

Dijo a Moisés: «Sube donde Yahveh, tú, Aarón, Nadab y Abihú, con setenta de los ancianos de Israel; os postraréis desde lejos. Sólo Moisés se acercará a Yahveh; ellos no se acercarán. Tampoco el pueblo subirá con ellos.» Vino, pues, Moisés y refirió al pueblo todas las palabras de Yahveh y todas sus normas. Y todo el pueblo respondió a una voz: «Cumpliremos todas las palabras que ha dicho Yahveh.» Entonces escribió Moisés todas las palabras de Yahveh; y, levantándose de mañana, alzó al pie del monte un altar y doce estelas por las doce tribus de Israel. Luego mandó a algunos jóvenes, de los israelitas, que ofreciesen holocaustos e inmolaran novillos como sacrificios de comunión para Yahveh. Tomó Moisés la mitad de la sangre y la echó en vasijas; la otra mitad la derramó sobre el altar. Tomó después el libro de la Alianza y lo leyó ante el pueblo, que respondió: «Obedeceremos y haremos todo cuanto ha dicho Yahveh.» Entonces tomó Moisés la sangre, roció con ella al pueblo y dijo: «Esta es la sangre de la Alianza que Yahveh ha hecho con vosotros, según todas estas palabras.» Palabra de Dios.

Salmo responsorial: Salmo 115, 12-13. 14-15. 18-19 (R.:17a).

Te ofreceré, Señor, un sacrificio de alabanza.

SEGUNDA LECTURA (1Cor 12, 4-11)

 

Hay diversidad de carismas, pero el Espíritu es el mismo; diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo; diversidad de operaciones, pero es el mismo Dios que obra en todos. A cada cual se le otorga la manifestación del Espíritu para provecho común. Porque a uno se le da por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; a otro, fe, en el mismo Espíritu; a otro, carismas de curaciones, en el único Espíritu; a otro, poder de milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversidad de lenguas; a otro, don de interpretarlas. Pero todas estas cosas las obra un mismo y único Espíritu, distribuyéndolas a cada uno en particular según su voluntad. Palabra de Dios.

 EVANGELIO (MC 14, 12-16. 22-26).

 Del Evangelio según San Marcos:

 El primer día de los Ázimos, cuando se sacrificaba el cordero pascual, le dicen sus discípulos: « ¿Dónde quieres que vayamos a hacer los preparativos para que comas el cordero de Pascua?» Entonces, envía a dos de sus discípulos y les dice: «Id a la ciudad; os saldrá al encuentro un hombre llevando un cántaro de agua; seguidle y allí donde entre, decid al dueño de la casa: "El Maestro dice: ¿Dónde está mi sala, donde pueda comer la Pascua con mis discípulos?" Él os enseñará en el piso superior una sala grande, ya dispuesta y preparada; haced allí los preparativos para nosotros.» Los discípulos salieron, llegaron a la ciudad, lo encontraron tal como les había dicho, y prepararon la Pascua. Palabra de Dios.

RITO PENITENCIAL

 Celebrar la fiesta de la eucaristía es como poner una mesa en medio de la plaza del pueblo e invitar a todos. Es la fiesta de fraternidad. Pero nosotros, que la celebramos ritualmente dentro del templo, no siempre estamos dispuestos a hacerlo en la vida de cada día. La fraternidad está débil. Lo reconocemos, pedimos perdón:

 -       Porque estamos en deuda con nuestro prójimo a quien no ayudamos como necesita, Señor ten piedad.

-       Porque estamos en deuda con el Padre Dios que nos ama mientras que nosotros no cuidamos a sus otros hijos, Cristo ten piedad.

-       Porque estamos en deuda con tanto excluido y explotado de nuestra sociedad, pues miramos para otro lado y no reconocemos nuestra posible responsabilidad, Señor ten piedad.

 

Señor Dios nuestro, que nos amas de verdad, que acogiendo tu amor en nosotros brote con fuerza en nuestras vidas y la fraternidad y la alegría nos acompañen siempre.


ORACIÓN DE LOS FIELES

 Oremos a Dios Padre, rico en misericordia, que nos dé el pan de cada día y el pan de Jesucristo, fuente de vida plena. Digamos: danos, Señor tu pan.

 - Para que la Iglesia, que parte el pan, sea un modelo a la hora de compartir los bienes materiales y espirituales y trabajar por la justicia. Oremos.

 - Para que los ricos del mundo oigan los gritos de tantos que quieren otro mundo posible donde reine la justicia. Oremos.

 - Para que los que comulgamos con Cristo nos comprometamos a vivir la comunión con los hermanos y trabajemos por una sociedad solidaria y fraterna. Oremos.

 - Para que el Día de la Caridad no se reduzca entre nosotros a un día al año. Oremos.

 - Por los voluntarios de Cáritas para que sientan la fuerza del Espíritu en sus vidas y cuenten con nuestro apoyo. Oremos.

 OFRENDAS

Junto al pan y al vino, recibe, Señor, nuestra ofrenda. No es una limosna porque no eres mendigo. No es un pago porque no lo necesitas. Lo que ofrecemos no es lo que nos sobra. Esta aportación representa, Señor, nuestro reconocimiento de que si algo tenemos es tuyo y, si es tuyo, es que es nuestro. Tú nos lo diste para todos.

 Te agradecemos y te ofrecemos el fruto de nuestro trabajo al compartir lo que tenemos a través de Cáritas, con nuestros hermanos más desfavorecidos que carecen de mucho.

Con estos cuatro corazones queremos simbolizar a todas las personas que formamos esta gran familia de Cáritas, familias, participantes, voluntarios, sacerdotes, socios, religiosos, religiosas, donantes, trabajadores…

Gracias, Señor, pues has sembrado semillas de solidaridad en nuestros corazones, semillas que al desarrollarse provocan fraternidad y hacen que esta nuestra mesa sea auténtica y una auténtica gozada. Gracias a Ti, Señor, gracias por todos nosotros.

 

ACCIÓN DE GRACIAS

(Oración para leer juntos)

 

Cómo el Padre me amó yo os he amado. Permaneced en mi amor.

Esta es la oración que te dirijo Señor:

sacude y riega las raíces secas de mi corazón.

Dame fuerza para llevar con garbo

mis alegrías y tristezas y también las de mis hermanos.

 

Cómo el Padre me amó yo os he amado. Permaneced en mi amor.

Dame fuerza, Señor, para que mis amores

no sean palabras que el viento se lleva, sino que fructifiquen en servicio.

Dame fuerza para no mirar a otro lado al ver al pobre,

y para no doblar mi rodilla

ante ningún poder insolente que me enseñe a ocultar mi responsabilidad.

 

Cómo el Padre me amó yo os he amado. Permaneced en mi amor.

Dame fuerza, Señor, para elevar mi mente

por encima de las pequeñeces de cada día,

dame fuerza para rendirme

a tu voluntad, a tu proyecto, con amor y confianza.


 

 
Siguiente >