Menu
Moniciones de la lectura litúrgica
Los Mosaicos de Rupnik
Textos fundamentales y Catequesis del Papa
Plan de Pastoral
Noticias de la Archidiócesis
Horarios Misa
Galería de Fotos
Actividades parroquiales
Despacho Parroquial
Responsables
Actividades
Correo
Noticias ACI Prensa
RECURSOS
Fotos

Debe tener habilitados los applets Java para ver las noticias de Zenit aqu.
Portada
Testimonios desde la Red

 

CARTA DE UN MISIONERO ANGOLEÑO: LA LABOR DE UN CURA

Soy un simple sacerdote católico uruguayo que hace 20 años vivo en Angola. Me siento feliz y orgulloso de mi vocación.

Me da un gran dolor por el profundo mal que sacerdotes que deberían de ser señales del amor de Dios, sean un puñal en la vida de inocentes.

No hay palabra que justifique tales actos. Veo en muchos medios de información, la ampliación del tema en forma morbosa, investigando en detalles la vida de algún sacerdote pedófilo.

Así aparece uno de una ciudad de USA, de la década del 70, otro en Australia de los años 80 y así de frente, otros casos recientes…

¡Es curiosa la poca noticia y desinterés por miles y miles de sacerdotes que se consumen por millones de niños, por los adolescentes y los más desfavorecidos en los cuatro ángulos del mundo!

Pienso que a los medios de información no les interesa que yo haya tenido que transportar, por caminos minados en el año 2002, a muchos niños desnutridos desde Cangumbe a Lwena (Angola), pues ni el gobierno se disponía y las ONG’s no estaban autorizadas.

No ha sido noticia que haya tenido que enterrar decenas de pequeños fallecidos entre los desplazados de guerra y los que han retornado; que le hayamos salvado la vida a miles de personas en Moxico mediante el único puesto médico en 90.000 km2, así como con la distribución de alimentos y semillas; que hayamos dado la oportunidad de educación en estos 10 años y escuelas a más de 110.000 niños...

No es de interés que con otros sacerdotes hayamos tenido que socorrer la crisis humanitaria de cerca de 15.000 personas en los acuartelamientos de la guerrilla, después de su rendición, porque no llegaban los alimentos del Gobierno y la ONU.

No es noticia que un sacerdote de 75 años, el P. Roberto, por las noches recorra las ciudad de Luanda curando a los chicos de la calle, llevándolos a una casa de acogida, para que se desintoxiquen de la gasolina; que alfabeticen cientos de presos; que otros sacerdotes, como P. Stefano, tengan hogares transitorios para los chicos que son golpeados, maltratados y hasta violados y buscan un refugio.

Tampoco que Fray Maiato con sus 80 años, pase casa por casa confortando los enfermos y desesperados.

No es noticia que más de 60.000 de los 400.000 sacerdotes, y religiosos hayan dejado su tierra y su familia para servir a sus hermanos en una leprosería, en hospitales, campos de refugiados, orfanatos para niños acusados de hechiceros o huérfanos de padres que fallecieron con Sida, en escuelas para los más pobres, en centros de formación profesional, en centros de atención a cero positivos… o en parroquias y misiones dando motivaciones a la gente para vivir y amar.

No es noticia que mi amigo, el P. Marcos Aurelio, por salvar a unos jóvenes durante la guerra en Angola, lo haya transportado de Kalulo a Dondo y volviendo a su misión haya sido ametrallado en el camino; que el hermano Francisco, con cinco señoras catequistas, por ir a ayudar a las áreas rurales más recónditas hayan muerto en un asalto en la calle; que decenas de misioneros en Angola hayan muerto por falta de socorro sanitario, por una simple malaria; que otros hayan saltado por los aires, a causa de una mina, visitando a su gente.

En el cementerio de Kalulo están las tumbas de los primeros sacerdotes que llegaron a la región…Ninguno pasa los 40 años.

No es noticia acompañar la vida de un Sacerdote “normal” en su día a día, en sus dificultades y alegrías consumiendo sin ruido su vida a favor de la comunidad que sirve. 

La verdad es que no procuramos ser noticia, sino simplemente llevar la Buena Noticia, esa noticia que sin ruido comenzó en la noche de Pascua.

Hace más ruido un árbol que cae que un bosque que crece. No pretendo hacer una apología de la Iglesia y ni de los sacerdotes.

El sacerdote no es ni un héroe ni un neurótico.

Es un simple hombre, que con su humanidad busca seguir a Jesús y servir sus hermanos.

Pbro.  Martín Lasarte (salesiano) - Angola

 

 

 
Desde mi atalaya, por J.L. Domenech

 

LA COMUNIÓN EUCARÍSTICA PARA CELÍACOS

Para los celíacos católicos el Sacramento de la Comunión supone un problema debido a la presencia de gluten en las formas utilizadas. Seguro que hay más gente de la que creemos en nuestra misma parroquia que viven esta circunstancia fácil de solucionar, pero para la que quizá no estamos  bien prevenidos.

A continuación reproducimos la carta divulgada por la Conferencia Episcopal Española en el año 2003 sobre el tema.

NOTA DE LA COMISIÓN EPISCOPAL DE LITURGIA SOBRE
LA COMUNIÓN DE LOS CELÍACOS

La Comisión Episcopal de Liturgia, sensible a la situación de aquellos fieles católicos que ven dificultada su participación ordinaria en la Comunión eucarística sacramental por su condición de enfermos celíacos; en consonancia con las competencias que le otorga la Conferencia Episcopal Española, hace pública esta Nota dirigida a los párrocos, y demás sacerdotes, a los diáconos y a los ministros extraordinarios de la Comunión.

1. La "enfermedad celíaca" y sus consecuencias para la participación eucarística.

La enfermedad celíaca es una enfermedad crónica consistente en una intolerancia permanente al gluten. Afecta a una de cada doscientas personas en nuestro país. El gluten es una proteína presente en el trigo y en otros cereales. La ingestión de esta proteína, aún en pequeñas cantidades, puede causar trastornos muy importantes e irreparables para el celíaco.

Es evidente que esta enfermedad, de la que se detectan cada día nuevos casos, afecta a la vida eucarística de los enfermos que la padecen.

Tal situación reclama una especial sensibilidad pastoral tanto en la catequesis como en la celebración litúrgica, especialmente en el caso de los niños; para que nada aumente la dificultad, que ya de por si significa el tener que convivir literalmente con esta enfermedad de por vida.

Es pues necesario fomentar en toda la comunidad eclesial una actitud de sincera acogida y de compresión amorosa, haciendo patente así la sensibilidad maternal de la Iglesia con estas personas.

La presente nota pastoral parte de las conferencias catequéticas y singularmente litúrgicas que atañen a los ministros ordenados, de acuerdo con lo que afirmo en su día la autoridad doctrinal de la Iglesia, que excluyo la posibilidad de celebrar la eucaristía con formas sin nada de gluten, elemento este considerado esencial para la panificación¹.

2. La enfermedad celíaca en la práctica litúrgica

La iglesia interpelada por el llamamiento de nuestro Señor Jesucristo a la participación de todos los miembros en el banquete eucarístico "Tomad y comed todos de él", ha de facilitar el acceso a la participación plena en la eucaristía a los celíacos . Por ello los sacerdotes y ministros de la eucaristía deben conocer la existencia y peculiaridades de la "enfermedad celíaca", a fin de facilitar el acceso a la Eucaristía de las personas que padecen esta enfermedad.

En este sentido, bastará, que antes de la celebración la propia persona que padece la enfermedad, o los padres o familiares del niño que la tiene, informen del deseo de comulgar al ministro de la Eucaristía para que éste, acogiendo la petición con la mayor delicadeza y sin reclamar mayores explicaciones, facilite al celíaco la Comunión bajo la sola especie del vino (cf. CDC cán 925).

En muchos casos, los celíacos por su gran sensibilidad al gluten, requieren que se ponga a su disposición un segundo Cáliz en el cual la única materia que haya sido consagrada sea el vino y por ende sobre el cual no se haya llevado a cabo ni la partición ni la intinción del Pan eucarístico. Asimismo se debe disponer de un purificador cuyo uso fuera exclusivo del celíaco.

Cuando se trate de la Primera comunión de los niños o en las Misas celebradas con éstos, se procurará que el niño o niña que padece la enfermedad se sienta respetado y apreciado por los demás niños, de manera que todos vean como algo natural y normal la solución que se adopte.

3. Conclusión

Nuestro deseo y esperanza es que la Santísima Eucaristía, celebración y sacramento de fe y de comunión sea el verdadero motor de comunidades católicas y profundamente fraternas. Deseamos vivamente que las comunidades sean capaces de acoger e integrar, con afecto fraterno, a todos los fieles en una celebración plena y gozosa.

Al igual que en otras circunstancias pastorales nuevas, la atención a las personas que padecen la "enfermedad celíaca" reclama la fidelidad a la fe católica y al mismo tiempo capacidad de adaptación y cambio en los elementos no esenciales.

 

Por lo tanto si tenemos en casa a un celiaco ponerse en contacto con la parroquia y explicar la situación y entre todos encontraremos la solución.

 

 

 

 
El grupo de Misiones de la parroquia

 

EL GRUPO DE MISIONES PARROQUIAL

 

Se reune los segundos miércoles de cada mes a las 7'30 de la tarde. Se reunen para orar, preparar las Campañas, reflexionar juntos.

Para acceder a la página "Zaragoza Misionera" y estar al tanto de las actividades diocesanas pulsar aquí

 

 

Leer ms...
 
Tu ayuda es muy eficaz. Gracias.

 

CARITAS PARROQUIAL

Ha salido hace unos días el Informe de Actividad de Cáritas Parroquial de nuestra parroquia, que ya hemos distribuido en las Misas para información de todos. Queríamos hacer constar también en esta página el excelente trabajo que se ha desarrollado en el equipo parroquial de Cáritas, y que ha tenido un efecto de ayuda directa a tantos casos de necesidad con motivo de la crisis económica que estamos viviendo. Estos son algunos datos del trabajo de nuestra Cáritas:

Durante el año pasado el grupo parroquial de Cáritas ayudó económicamente a 97 familias, beneficiándose 311 personas, pero el seguimiento y acogida efectuado por los equipos de voluntarios ha abarcado a muchas más. 

El balance ha sido el siguiente:

INGRESOS

Donativos

De las primeras comuniones....   450           Otros donativos..........................1.110 Aportación Cáritas Diocesana ....30.509

Total Ingresos................          32.069

GASTOS

Ayudas para:

Alimentación………………   26.175

Medicamentos……………..        780

Material escolar……………        430

Higiene…………………….        260

Electricidad y gas………….        124

Viajes y transporte…………       270

Documentación…………….       465

Vivienda……………………    2.006

Otras situaciones…………….  1.500

TOTAL GASTOS……….....…32.010

 

Aportación de la Parroquia a Cáritas Diocesana

Colectas

       Navidad……………….     3842

       Corpus………………..      1314

       Parroquiales…………..     5.549

Cuotas de socios

Aportaciones domiciliadas..    11.798

TOTAL APORTACION…… 22.503

 

 
Celebrando a San Juan Bautista

 

FIESTAS DEL BARRIO

Celebramos otro año más las Fiestas del Barrio dedicadas a San Juan Bautista.

Esta semana hemos tenido varios conciertos en las dos iglesias, las dos con bastante gente y calidad. Este sábado cantó la Misa la Coral Aljafería y ofrecieron a continuación un concierto la Coral de Benasque “Els Pitarrois del Freixe” (Los petirrojos del fresno)

Este pasado domingo celebramos también la Fiesta del Barrio en la Parroquia. Cantaron la Misa Baturra los "Mayores de Torrero", y participó en la Eucaristía un gran número de personas, que abarrotaron la Iglesia y disfrutaron de estos últimas días de fiesta en el Barrio.

El sacerdote que celebró la Misa, Daniel, anunció la dedicación de la Nueva Cripta de Santa María a San Juan Bautista, Patrón del Barrio, y pidió a los fieles su participación para adquirir una imagen del Santo Bautista que pueda presidir la Capilla a partir de octubre. Os iremos informando del avance de las gestiones.

 Las tres imagenes pertenecen a la actuación de los Coros Aljafería y Coro de Benasque del pásado sábado 26 de junio.

 

 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Siguiente > Fin >>

Resultados 10 - 18 de 122